La astrofotografía puede parecer un mundo complejo lleno de técnicas y equipo muy especializado, y llega un momento en que es así. Con esta serie de artículos de astrofotografía aprende desde cero los principios para comenzar a fotografiar el cielo nocturno.

Recuerda que puedes encontrar este contenido y mucho más en nuestros Cursos de Astrofotografía. Aprende en ellos todos los trucos y técnicas que tiene este mundo gracias a las salidas prácticas en el campo y a la detallada teoría.

Cámaras en astrofotografía: ISO y sensores

Para comenzar a fotografiar el cielo nocturno no necesitamos ninguna cámara especial y cualquiera de tipo DSRL o cámara sin espejo de objetivos intercambiables nos servirá. Aun así existen dos parámetros importantes que afectarán a nuestras fotografías: la sensibilidad de la cámara y el tamaño del sensor.

¿Qué es el ISO?

En astrofotografía el objetivo es capturar la mayor cantidad de luz posible para mostrar con nitidez el paisaje junto a las estrellas y nebulosas de la Vía Láctea. La sensibilidad de nuestra cámara la podemos relacionar con el ISO, un parámetro ajustable que influye directamente en la cantidad de luz que recogerá la imagen. 

Cuanto mayor sea nuestra ISO, más luminosidad tendrá nuestra fotografía. Por tanto, podríamos pensar que teniendo la cámara con el mayor ISO posible tomaremos las mejores fotografías, pero no es así. Conforme aumentamos el ISO nuestro sensor va a amplificar más la luminosidad de la imagen, pero también el ruido que esta contiene. El ruido es generado por la temperatura de la cámara o los componentes electrónicos y por tanto a ISOs muy elevados es posible que nuestra imagen tenga más ruido que estrellas o nebulosas.

Tendremos que buscar un ISO que nos de una buena luminosidad pero que no llene nuestra imagen de ruido, esto va a depender del modelo de nuestra cámara pero por lo general, con cámaras de hasta hace 5 años, un valor de ISO 3200 a 6400 será suficiente. Claro está que cuanto mejor o más moderna sea nuestra cámara sus componentes podrán generar menos ruido y nosotros elevar más el ISO.

¿Cómo influye el tamaño del sensor?

El tamaño del sensor puede influir en la sensibilidad, el campo de visión y sobre todo en el precio de la cámara. Los dos tamaños más usuales en el mercado son el Full Frame (FF) de 36×24 mm y el APS-C, de 23.6×15.7 mm. 

Comparado con un sensor APS-C, uno Full Frame, al tener mayor superficie, sus píxeles o fotodiodos serán de mayor tamaño y podrán captar mayor cantidad de luz, como si se tratasen de grandes cestas. Los sensores Full Frame también ofrecen un mayor campo de visión para un mismo objetivo respecto al APS-C. Este último se dice que tiene un factor de recorte de x1.5 y nos dará un campo de visión más estrecho.

Tamaño del sensor de una cámara Full Frame y APS-C, a tener en cuenta en astrofotografía.,
Campo de visión de un sensor Full Frame y un sensor APS-C para el mismo objetivo.

Por sus características está claro que una cámara Full Frame es generalmente mejor que una APS-C, sobre todo si vamos a realizar astrofotografía. Pero es cierto que su elevado precio, tanto de la cámara como de sus objetivos compatibles, hacen que las cámaras con sensores APS-C sean mucho más accesibles a la hora de iniciarnos.

¿Qué cámara compro para astrofotografía?

Las marcas mas conocidas son Canon, Nikon, Sony o Fujifilm y cada una tiene diferentes gamas para uso amateur, avanzado o profesional. Para iniciarse nuestra recomendación sería una cámara con sensor APS-C como las DSLR Canon 850D, Nikon D5600 o las cámaras sin espejo Sony A6400 o Fujifilm XT30. Estas cámaras son de los últimos modelos que han salido pero los equivalentes de hace 5 años también son una buena opción de compra.

Si queremos dar un paso mas allá hay que pensar en un formato Full Frame. En este campo la cámara por excelencia para astrofotografía es la Sony A7III pero también tenemos la Nikon D850 o la Canon EOS 6D Mk2.

Canon APS-C, iniciación en astrofotografía.
Canon 850D, una DSLR clásica con sensor APS-C
Sony A7III, cámara full frame perfecta para astrofotografía.
Sony A7-III, una cámara sin espejo con sensor Full Frame. Para usuarios más avanzados.

Objetivos en astrofotografía: Aprende cuales son los mejores

Un buen objetivo de cámara con gran ángulo nos permitirá capturar fotografías de la Vía Láctea junto al paisaje. Con objetivos que tengan mayores aumentos podremos también capturar nebulosas o incluso galaxias.

El uso de un telescopio se asemejaría al de un teleobjetivo pero por diseño son más complejos de usar. Para aprender astrofotografía con o sin telescopio te recomendamos echar un vistazo a nuestros Cursos de Astrofotografía.

Distancia focal: el zoom de nuestra imagen

Cuando compramos un objetivo lo primero en que nos fijamos es en la distancia focal, ya que esta nos da el campo de visión o “zoom” de nuestra fotografía. Esta distancia se da en mm y se suele referir al campo equivalente en un sensor Full Frame. Un objetivo de 18mm en Full Frame equivaldría a un 12mm en un sensor APS-C al aplicar el factor de recorte de x1.5. 

Según la distancia focal nuestro objetivo lo podemos clasificar de la siguiente forma:

Vía Láctea y Nebulosa de la Laguna a diferentes focales. en astrofotografía las técnicas cambian mucho con la distancia focal.
Diferencias entre el campo de visión de un objetivo de focal corta y un teleobjetivo. Implican el uso técnicas a veces muy diferentes.

Apertura y relación focal de un objetivo

Otro factor a tener en cuenta es la relación focal o número f del objetivo. Este número es la división de la longitud focal entre el diámetro de apertura de su diafragma y nos dará una medida de la luminosidad del objetivo. Cada paso de apertura se da en múltiplos aproximados de 1.4 y equivale a multiplicar o dividir el área por la que entra luz por dos.

Un objetivo f/2.0 tiene el doble de área que uno a f/2.8 y cuatro veces que a f/4.0. Por ello cuanto menor sea la f/ de nuestro objetivo más cantidad de luz podremos capturar. Esto lleva un problema asociado y es la aparición de defectos ópticos cuando la relación focal es muy baja. Aprende a encontrar el equilibrio entre apertura y calidad óptica de tu objetivo, es muy importante en astrofotografía.

relación focal y apertura
Apertura del diafragma de un objetivo y variación de la relación focal. El área por el que entra luz a f/2 es el doble que a f/2.8.

¿Qué objetivo compro para astrofotografía?

Cuando compramos una cámara es normal que venga de serie un objetivo zoom de tipo 18-55 mm f/3.5-5.6. Estos objetivos son muy polivalentes, parten desde un gran angular a 18mm hasta una distancia focal más natural a 50mm. Su desventaja está en la apertura, esta varía entre f/3.5 y f/5.6 por lo que no serán capaces de capturar mucha luz en condiciones nocturnas. Si que podremos utilizarlos para dar los primeros pasos en astrofotografía y aprender todas las técnicas básicas. La mejor opción será exprimirlos al máximo hasta que nos compremos uno para dar un paso en calidad.

Vamos a ver algunos objetivos con mejores prestaciones para astrofotografía:

samyang 12mm. Perfecto para astrofotografía de paisaje.
Samyang 12mm F2, un objetivo ultra gran angular para paisajes.
sigma 50mm. Ideal para sacar mas detalle en astrofotografía de la vía Lactea
Sigma 50mm F1.4, la focal mas larga nos permitirá acercarnos a la vía Láctea en detalle.

Trípodes en astrofotografía, busca la estabilidad

Tener un trípode es algo esencial en astrofotografía, imagina si no tener que sujetar de forma estable la cámara con las manos durante 30 segundos. Por supuesto hasta el trípode más barato es mejor que no tener ninguno pero a continuación vamos a ver unas indicaciones de que es lo que buscamos en un buen trípode:

La estabilidad de un trípode es esencial en astrofotografía.
Las condiciones de poca luz harán que necesitemos hacer largas exposiciones y un trípode estable es la clave del éxito en astrofotografía.

¿Qué modelo de trípode es el más recomendado?

Aquí te proponemos tres modelos de trípodes que hemos probado y que pueden encajar en nuestras necesidades de peso y estabilidad. Existen modelos con muy bajo precio que pueden resultar tentadores pero os recomendamos invertir en un trípode que se vea firme y con cabezal de tipo rótula. Nuestras futuras astrofotografías se verán recompensadas.

Accesorios que no pueden faltar en astrofotografía

Existen multitud de pequeños accesorios con diversa importancia para la astrofotografía sin telescopio. Vamos a ver algunos de los esenciales:

  • Intervalómetro: Un intervalómetro es un sencillo accesorio que nos permite programar un número de fotografías, su tiempo de exposición y el intervalo de tiempo entre cada una.

    Resulta muy útil para realizar fotografías de tipo startrail o timelapse y es totalmente necesario si queremos tiempos de exposición de más de 30 segundos. Además nos permiten tomar fotografías sin tocar el cuerpo de la cámara y evitando así vibraciones que puedan desenfocar nuestras exposición de larga duración.

    Antes de comprar uno tenemos que asegurarnos de que nuestra cámara pueda ponerse en modo BULB, algo normal en todas las cámaras modernas; y que el conector sea compatible. Algunos traen diversos conectores como este Intervalómetro Neewer.
L Bracket
L-Bracket o placa en L, muy útil para cambiar rápidamente de orientación en astrofotografía.
Intervalómetro, nos servirá para fotografías de muy larga exposición o startrails.

Aprende más sobre astrofotografía con y sin telescopios en nuestros Cursos de Astrofotografía. Aprovecha al máximo tu equipo fotográfico durante la salida práctica en el campo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *